La torre del enano

Otoño 1223

La Criatura de Vaes del Paso

Inicio
Discurre pacíficamente el otoño del año 1223 de Nuestro Señor cuando Apolo llega a la La Torre del Enano con unas cartas para algunos de los habitantes y con un viajero, que ha recibido orden de acompañar hasta la alianza.
El viajero resuta ser Gausfred, y las cartas dirigidas a Kisidan, Eldrik y Laura y son de sus Parents recomendadoles aceptar a este nuevo Magi a la alianza.
Apollo además trae preocupantes nuevas del camino del norte. En este camino, entre la Torre y el pueblo de Vaes del Paso se ha instalado una criatura que ataca a los viajeros y comerciantes que lo transitan. Este hecho ha reducido notablemente el tránsito, habiendo el peligro de perder gran parte del contacto con los aliados del norte.
El consejo decide enviar una expedición a investigar, formada por los dos Magi a prueba de la alianza: Laura y Gausfred, acompañados de los guerreros Richard de Lea y Gustavo.

“Buenas tardes caballeros…”
Ya entrada la tarde, acompañados de una densa niebla, fatigados por el largo dia de viaje un profunda voz saluda a la sorprendida compañía: “Buenas tardes caballeros…”
La voz proviene del lado del camino. De lo que antes habían pensado que era un simple montículo de hojas secas emerge una criatura cubierta de escamas de color rojo pardo, ojos anaranjados, con una gran cabeza y un grueso cuello. Una hilera doble de espinas, que salen torpemente en todas direcciones, va desde su frente hasta la cola. Detrás de sus hombros sobresalen dos pequeñas alas membranosas.
La criatura se presenta como “Varkos el Dragón” y les exige que le entreguen todas sus posesiones como peaje para seguir el viaje; sobretodo “la reluciente armadura del caballero”. Después de un breve duelo de ingenio consiguen convencerlo de que no hay que pagar el peaje si no siguen adelante, con lo cual deshacen el camino hecho y se vuelven tal y como han venido.
Durante la noche de vuelta el cielo se abre y cae un diluvio otoñal. Dejando la noche al raso pasada por agua. Después del fatigante viaje y la movida noche, los ánimos al levantarse estan un poco “embarrados”.

La dama en apuros
De vuelta a la Torre, ya cerca de esta, aparece una carreta atascada en el barro. Un pequeño grupo de soldados está intentando liberarla. Al lado está plantado un pabellón. Al acercarse de él salen unas damas. La mayor, elegantemente vestida, rubia de ojos verdes y con unos 30 años más que bien llevados se presenta como Lady Julia de Worthsworth y a sus dos jóvenes sirvientas, Miranda y Elvira.
Les explica que su carreta ha encallado en el barro cuando se dirigían al castillo de Santiesteban del Puerto donde pretende instalarse.. Como pueden descubrir Lady Julia es la nueva señora después de que su marido Don Alonso de las Navas lo conquistara para el Rey y este se lo concediera como recompensa.
Como buenos caballeros, les asisten en la liberación de la carreta y invitan a Lady Julia y su corte a la Torre a pasar la noche, pues ya falta poco para el anochecer y el castillo aún queda lejos.
Después de una noche tranquila, se despiden todos y Lady Julia prosigue su camino. No sin antes prometerse que mantendrán el contacto, ya que la noble está muy preocupada por el futuro de Marion, la niña inglesa protegida de Richard de Lea. “La frontera no es lugar para educar a una pequeña dama”.

La batalla
Finalmente, el consejo se vuelve a reunir y viendo la acuciante amenaza que supone Varkos decide volver a enviar la expedición para finiquitar de la manera que sea este problema. Así que la heroica compañía se vuelve a poner en camino hacia Vaes del Paso, donde esta vez el tiempo acompaña para la larga jornada de viaje.
Vuelven a encontrar al dragón, al sitio de antes, posado sobre una roca tomando perezosamente el sol. Al volver a pedir a los viajeros el peaje para seguir el camino estos se niegan, lo que conduce rápidamente a un violento desenlace.
Laura y Gausfred toman posiciones al lado del camino para esquivar el fuego que pueda lanzar Varkos y a su vez lanzar sus hechizos. Gustavo que se había movido hábilmente por el bosque durante la discusión consigue una posición privilegiada para un ataque por el flanco de la criatura. Y finalmente Richard busca una posición resguardada desde donde pueda atacar con su arco.
Los hechizos de Auram consiguen desestabilizar al dragón mientras que uno de los dardos de cristal de Gausfred penetra la protección mágica y la gruesa armadura de escamas del Varkos. En un ataque cuidadosamente planeado por el flanco del dragón, Gustavo consigue clavar su hacha a la criatura interponiendo además su escudo para evitar el contraataque del dragón.
En este momento se oye como Varkos dice: “Cuidado, que esto duele!! ¿Pero qué haces?” Así que, la ahora aguda voz del dragón, interrumpe la batalla. Al final después de hablar de nuevo con Varkos descubren que su objetivo es conseguir un enorme botín. En una demostración de ingenio le convencen que más al sur, en las tierras moriscas los comerciantes son más ricos y tendrá mayores posibilidades de conseguir botín.
Feliz por este descubrimiento, Varkos se marcha rápidamente dejando a los personajes plantados en medio del camino, alguno sin tener muy claro cómo proceder…

El regreso a casa discurre pacíficamente, acompañado de un suave clima otoñal y un bonito paisaje de hojas pardas, anaranjadas y amarillas. No sin antes pasar comodamente la noche en una de las lujosas posadas de Vaes del Paso para reponer fuerzas para el camino de vuelta a casa.

PS: Más adelante llegan rumores a la alianza de una criatura atacando los comerciantes de mucho más al sur, parece que Varkos ha encontrado un nuevo lugar.

Comments

jan_bau

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.